Compresores de aire eléctricos

Existen infinidad de modelos de compresores de aire eléctricos en el mercado. Aquí, te mostramos los diferentes tipos que existen y cual es el mas adecuado según el uso que le vayas a dar. Recuerda: Si quieres triunfar, un buen compresor de aire no te debe faltar. 😉

¿Qué es un compresor de aire eléctrico?

Un compresor de aire eléctrico es un aparato que emplea la electricidad mediante un motor eléctrico,  para comprimir aire para aumentar la presión de dicho aire en el momento de su expulsión.

Tipos de compresor de aire eléctrico. Elegir el mejor

Para el uso doméstico y particular, existen dos tipos:

Compresores de Pistón

Este tipo de compresor de aire es, de forma breve, una máquina con un mecanismo pistón-biela-cigüeñal.

Estos compresores de aire funcionan, mayoritariamente, con aceite, que se encarga de evitar la fricción entre el pistón y el cilindro, así como lubricar los segmentos del pistón para lograr una mejor hermeticidad en la cámara. Los más populares son los de 150 litros.

Dentro de los compresores de aire de pistón, también se encuentran los minicompresores, tal como dice su nombre, los más pequeños del mercado. Normalmente utilizados para el inflado de neumáticos, balones, colchones, etc. El funcionamiento de estos es muy parecido al de los anteriores, pero todos sus componentes tienen un tamaño mucho más reducido. Aunque este tipo de compresores de aire permiten una carga de presión bastante alta, no tienen tanque, por lo que tienen un sistema directo y no guardan el aire. Además, su motor trabaja de forma constante, lo que produce un rápido calentamiento del mismo y limita su tiempo de uso.  Existen compresores de 12V conectables a la toma de mechero del coche y son perfectos para llevar al maletero en caso de emergencia. Básicamente están diseñados para salir de cualquier apuro y utilizarlos en cualquier circunstancia puntual.

Compresores de membrana

 Son de construcción mas sencilla que los de pistón y aunque tienen muchas coincidencias en su funcionamiento, son diferentes.

Este tipo de compresor permite la producción de aire comprimido exento de aceite, puesto que no entra en contacto con él y, en consecuencia, el aire presenta gran pureza. Por contra, sus características, tanto de presión como de caudal, son muy inferiores que las de los compresores de pistón, por eso su uso es mucho mas limitado. Limitándose a tareas de inflado, soplado o pequeñas tareas de pintado.

¿Para qué sirven o se usan los compresores de aire eléctricos?

Estos aparatos eléctricos, están destinados a ser utilizados en espacios donde tenemos corriente eléctrica. Por ejemplo, es el más habitual en casas, talleres y en definitiva, espacios donde exista la posibilidad de conectar el compresor a la corriente.

Recomendación de compra de compresor de aire eléctrico

Como ya hemos indicado, cada tipo de compresor de aire eléctrico está destinado para unos trabajos u otros. En este sentido, es fundamental tener en cuenta para que lo queremos para tomar la decisión de compra. Resumidamente:

Los compresores de pistón son la mejor opción para hinchar ruedas y todo tipo de elementos de aire con relativa frecuencia y fiabilidad. Pueden trabajar durante un tiempo relativamente prolongado gracias al potente sistema de refrigeración sin riesgo a sobre calentamiento. Recomendaríamos este aparato si estás buscando un compresor fiable, eficiente y duradero.

Dentro de los anteriores, encontramos los mini compresores. Estos no cuentan con deposito y no están pensados para trabajar durante mucho tiempo prolongado. Los recomendaríamos si estás buscando el mejor compresor de aire para el coche, donde puedas guardarlo sin ocupar espacio en tu maletero. Sus características de peso y dimensiones lo hacen un compresor de aire portátil que te permite hacer trabajos puntuales, con una buena presión de aire y potencia. En definitiva, es el mejor inflador eléctrico de ruedas que puedas tener.

Por último, encontramos los compresores de membrana. Se tratan de compresores de pequeñas dimensiones diseñados para tareas de inflado, soplado o pequeñas tareas de pintado. Al igual que los mini, no están pensados para trabajar de forma muy prolongada, ya que se calientan rápido. Estos presentan una clara desventaja respecto los de pistón y es, la diferencia de potencia. Estos últimos tienen más capacidad de caudal y de presión.

Precios de los compresores de aire eléctricos

Como se tratan de compresores de aire destinados al uso doméstico, tienen un precio asequible y barato comparándolo con compresores mas profesionales. El precio también depende de la capacidad y potencia pero podríamos decir que oscila entre 50€ y 200€.

Si quieres un compresor de aire para el hogar, no te dejes engañar por el precio, es la mejor opción que puedes tomar.

Echale un vistazo:

compresor de aire silencioso
Compresores silenciosos