TU TIENDA ESPECIALIZADA EN COMPRESORES DE AIRE

Los mejores compresores para todo tipo de tareas

Tipos de compresor de aire

Un compresor de aire se dividen en 3 grupos diferentes según nuestra necesidad. Tenemos los de membrana diseñados para hacer trabajos de pintura junto con una pistola, los de transmisión directa para todo tipo de usos en general y por último los de correa, para usos más profesionales. La gran mayoría de estas herramientas de aire comprimido, tienen un sistema eléctrico de funcionamiento.

Compresores de membrana

Básicamente se utilizan para  aerografía, maquetas, pequeñas pinturas, o trabajos de detalle. No existe la posibilidad de realizar un trabajo de pintura con precisión y calidad sin un compresor de este tipo, acompañado de la pistola adecuada. Para seleccionar la pistola adecuada, te recomendamos que visites nuestro espacio de accesorios profesionales.

Productos más vendidos:

Compresores de transmisión directa

Si eres una persona que quiere un compresor todo terreno, válido para todo, uno de transmisión directa debe ser tu elección. Nos pueden servir para tareas sencillas cómo hinchar ruedas, neumáticos o trabajar con toda clase de herramientas neumáticas. La presión máxima de este tipo de compresores generalmente, es mucho mayor que los de membrana por eso pueden servirte para un sinfín de trabajos.

Productos más vendidos:

Compresores de correa

Si estás pensando en un modelo que te dure mucho tiempo, funcionando sin parar y a la vez, que te ofrezca una presión sin igual, tu mejor opción es que te decantes por uno de correa. Este tipo de compresor es utilizado en talleres o profesionales que necesitan una máquina fiable y que les brinde la máxima potencia. Hablamos de máquinas de gran capacidad.

Productos más vendidos:

¿Qué compresor de aire comprar?

Comprar un compresor, para que nos entendamos, es parecido a comprar un coche. Si quieres quieres un coche para correr, lo mejor será que compres un deportivo y te centres con su potencia. Por otra parte si necesitas un coche de ciudad, lo más probable es que busques uno lo más pequeño posible para poder aparcar en todas partes entonces, primarán las dimensiones.

Lo mismo pasa que, si quieres un compresor pequeño para poder llevar en el maletero de tu vehículo por ejemplo, te será útil uno portátil, y no será tan importante la potencia sino la ergonomía. Por otro lado, si lo que buscas es un compresor para trabajar muchas horas seguidas y hinchar ruedas de tractor, tu prioridad será la potencia y te tendrás que fijar con los bares de presión que emita. En este último caso, no te importará si es portátil o no, ni sus dimensiones.

Muchas veces, menos es más y no porqué compres el modelo más caro y complejo del mercado, tiene que ser el ideal para ti. Al igual que pasa con todas las herramientas, que cada una sirve para un trabajo diferente, tú tendrás que seleccionar un compresor que se adapte a ti. Por lo tanto, comparar y mantener un equilibrio, te ayudará para que cada céntimo que inviertas sea rentable.

minicompresorcompresor de aire para pintar coche
TipoPequeños para tareas cortas. Motor pequeñoDe membrana para aerografía. Motor pequeño
Potencia40 lmin aprox.50 lmin aprox.
Presión2 bar aprox.4 bar aprox.
Uso recomendadoPara hinchar neumáticos y pequeñas tareas de limpieza.Usos solamente para usar con pistola.
compresor de aire cevik procompresor de aire 200l
TipoSilenciosos con baja emisión de dB. Motor medioProfesionales con gran potencia. Motor grande
Potencia100 lmin aprox.Más de 200 lmin
Presión8 bar aprox.Más de 10 bar
Uso recomendadoUso para el hogar o zonas donde el ruido puede ser un problema.Usos profesionales en general. Talleres.

Compresores de aire baratos (Relación calidad-precio)

A nosotros nos gusta comparar y si eres una de esas personas que quiere ahorrarse lo máximo en su compresor, hemos seleccionado algunos que consideramos que tienen un precio muy interesante por las prestaciones que ofrecen.

Puntos a tener en cuenta para comprar un compresor de aire comprimido​

  • Potencia y caudal de aire: Lo primero que tenemos que tener en cuenta es la potencia que entrega la bomba o motor de la maquinaria. Esta se mide con caballos de vapor (CV).  De esta, se determinan los lmin (litros por minuto) que en función si tienes más o menos caballos, comprimirá una u otra cantidad de aire. También se puede expresar en psi (Libra por pulgada cuadrada).
  • Portabilidad: Es un factor importante a la hora de decantarse por un tipo de compresor. La elección del tamaño y el que es lo mismo, si el compresor es portátil y fácil de transportar de un lado a otro, dependerá de las necesidades que tenemos. Existen compresores grandes diseñados para estar en un sitio fijos y otros, para ser portables. Así pues, llamaremos compresor portátil a aquel que debido a su bajo peso y dimensiones, nos permite llevarlo con relativa facilidad.
  • Tamaño del tanque: La capacidad de aire del deposito será fundamental para escoger un tipo de compresor de aire u otro. Por ejemplo, si queremos hacer trabajos continuados que requieran un uso prolongado, lo conveniente será un compresor de 50 litros, de 100 litros o de 150 litros. Por el contrario, si tu propósito es hacer trabajos puntuales que no requieran de mucho tiempo prolongado, la capacidad del depósito ya no será un aspecto relevante.
  • Presión de aire: La presión de aire es la cantidad y la fuerza de salida del compresor. Se trata de un factor fundamental para elegir el compresor ideal. La medida utilizada para calcular la presión es el bar. A mayor número, más potencia. Para tareas exigentes, es recomendable tener al menos, 6 bar.
  • Sistema de funcionamiento: La bomba encargada de generar presión puede estar alimentada de con un motor eléctrico, cómo en la mayoría de estas herramientas o en algunos casos, mediante gasolina similares a los generadores.
  • Ruido del motor: En muchos casos a mayor potencia, un mayor nivel de ruido. Aún así, también existen algún modelo que a pesar de ser silencioso, nos ofrece una muy buena potencia. Algunos de tipo mini, también generalmente, ofrecen menor nivel de ruido.

¿Vale la pena comprar un compresor de aire de segunda mano?

motor de compresor de aire

Muchas veces nos encontramos con el dilema de comprar productos de segunda mano o usados. Esto nos puede ahorrar mucho dinero y si tenemos suerte, obtendremos un producto bueno y que nos dure muchos años.

Aún así, en el mercado del aire comprimido, dentro de los compresores, no creemos que sea necesario adquirir estos productos con un desgaste como son los usados. Un problema muy habitual en compresores usados es que haya perdido caudal y no tenga presión suficiente.

Actualmente el precio de los compresores de aire, ha bajado hasta el punto de que sea factible comprarlo nuevo. Además existen multitud de tipos como ya has visto, algunos más caros como son los profesionales y otros, con precios realmente espectaculares.

Un compresor aunque no lo parezca, sufre muchos desgastes al largo del tiempo y hoy en día, en la mayor parte de los casos, no resulta rentable repararlo en la mayoría de las averías que surgen. En uno nuevo, tenemos la ventaja de que estará cubierto por la garantía mínimo un par de años. Dependiendo del fabricante, está garantía puede ser mayor. Entonces, en cualquier caso en que se nos estropee por daños mecánicos del propio producto, tendremos derecho a una reparación gratuita o incluso la sustitución por otro nuevo. Recuerda, si lo compras de segunda mano, no tendrás ayuda de nadie y te la vas a jugar con la adquisición de la maquinaria.

¿Cómo funciona un compresor de aire?

Todas las herramientas tienen su truco y a continuación te vamos a explicar cómo este aparato, es capaz de generar presión (psi) y transformar el aire entrante a comprimido mediante en la mayoría de casos, con su sistema eléctrico.

Esta herramienta absorbe el aire ambiental mediante una entrada y mediante su sistema de filtrado que para tener una idea, serían como unas ruedas giratorias, lo devuelve con la presión que hemos establecido. Esta presión puede salir directamente, o si nuestro compresor tiene deposito, comúnmente llamado calderín, se almacenará para conseguir aún más presión que del primer modo. El funcionamiento de un compresor en términos básicos, es muy sencillo.

De este modo, esta herramienta es capaz de generar la presión necesaria para hinchar todos los neumáticos.

funcionamiento de un compresor

Mantenimiento a un compresor de aire

Hacer el mantenimiento a un compresor de aire es un proceso sencillo que requiere de pocos pasos debido a que estas máquinas están siendo diseñadas para ser utilizadas con mucha facilidad y para cualquier tipo de persona que no sea profesional. Aún así, el mantenimiento básico resulta muy importante para poder disfrutar de tu compresor de aire por mucho tiempo y alargar su vida útil.  Existen tres procesos de mantenimiento a un compresor de aire:

  • Mantenimiento y cambio del filtro de aire.
  • Revisión de la acumulación de restos en el depósito.
  • Cambio de aceite.
  • Extracción del remanente de aire comprimido del calderín.

Es importante destacar que en muchos casos, nuestro aparato necesitará de un cierto cambio de aceite periódico. Si no se cambia dicho aceite según las indicaciones del fabricante o utilizando el correcto, ya que existen multitud de aceites dependiendo de su motor, nuestro compresor será mucho más propenso a sufrir averías.

Principales marcas de compresores de aire

Existen muchas marcas dedicadas a la venta de compresores de aire como Bricomart, Leroy merlin, Aki, Bauhaus, Einhell hasta Cevik. Nosotros solamente trabajamos con las más punteras del mercado para así, garantizarte herramientas de aire comprimido de la máxima calidad profesional. Sea cual sea la marca elegida y el modelo, te garantizamos una máxima fiabilidad.


¿Aún tienes dudas o necesitas ayuda?

Si después de todos nuestros artículos y la información que puedes encontrar en nuestra web, todavía no te decides para comprar el producto que más te conviene, no dudes en enviarnos un mensaje y estaremos encantados de asesorarte personalmente y ayudarte, en tu compra.

Contáctanos